12 julio 2024

88.3 Radio Ciudad

La primera del dial

CASA DE LA CULTURA

Casa de la Cultura

En relación al aniversario de la Casa de la Cultura, a los 30 años de la conformación de ese lugar histórico de la ciudad como sede y ámbito de las actividades culturales y lugar a partir de allí, natural para la Direccion de Cultura, la profesora María Margarita Fogantini detallo cada aspecto para el logro de ese cometido.

“Fuimos continuadores de un Proyecto impulsado desde hace mucho tiempo.” Aseguró Margarita Fogantini

A la labor y proceso cultural de la Casona calificó como “Cosecheros del Sembrador”

REPASO HISTÓRICO DE LA CONFORMACIÓN DE LA CASA Y DIRECCIÓN DE CULTURA

Margarita Fogantini, explico: “Una vez en Concordia leí una frase atribuida a Francisco de Sales “El Cosechero nunca se olvida del sembrador”; es quien esparce semillas para la generación de las plantas y el cosechero recoge los frutos de la tierra, existen en todas las actividades humanas, siempre hay antecedentes que después se concretan en un momento determinado.

Tendríamos que remontarnos al año 1964, cuando se origina la idea de un Museo Regional en la ciudad, en épocas del Intendente Antonio Villarreal; relacionado a la historia, la filatelia, ciencias naturales, unos pocos años después se aprueba la adquisición de esa casa (J.E. Martínez y 9 de julio), en el año 1982 durante la Intendencia de Víctor Juan Antonio “Pacho” Balestra, se compra el inmueble, propiedad de Gregorio Araujo, toda la planta baja, la planta alta, según la arquitecta Ángela Sánchez Negrette, estudiosa de la arquitectura correntina eso fue un agregado a fines del siglo XIX o principios del XX, por eso la ubicación de la esclarea.”

ADQUISICIÓN DEL INMUEBLE

La Profesora Fogantini, agregó: “En noviembre de 1982, Director de Cultura Luis Horacio Carbone, que ha gestionado para la compra, se concreta la adquisición del Lote 3; 2 lotes 1 y 2 sobre la línea de la calle Tucumán, y una más sobre Juan Esteban Martínez, el zaguán la mitad del jardín, las habitaciones que cierran el lado este, el lado sur, el norte conformaban ese lote adquirido por la Municipalidad.”

Para manifestar, en su recorrido por la historia: “En el siguiente mes, diciembre se constituye la Comisión del Museo de la ciudad, con presidentes de las entidades culturales, Junta de Historia, Asociación Sanmartiniana y la SADE Filial Goya, recayendo la titularidad en Mario González del Solar; en ese momento se estableció que ese museo ocuparía la casa con las reformas convenientes, manteniendo la esencia arquitectónica, en la asunción del Intendente Eduardo Antonio Farizano, en diciembre de 1983, el designado Director de Cultura el Dr. Roberto Cesario, en un mensaje de esa fecha señalaba la necesidad de contar con un espacio para la Direccion de Cultura, (Funcionaba en el Edificio Municipal), de allí la decisión del director de Cultura de tener ese espacio para la cultura, en junio de 1984 asume la dirección del Museo la Lic. En Ciencias Antropológicas Maria Cristina Arroyo de Fernández Abeijòn, de ese consejo asesor para el museo se incorpora el arquitecto Hugo Fernández Abeijòn, la Dra. Maria Alicia Maidana y su esposo el Dr. Jorge Caneppa, además el embalsamador, técnico valioso Juan Alfredo Scarpa, el municipio disponía solamente del lote 3, en diciembre de 1984, el Concejo Deliberante aprueba la expropiación de los otros lotes, sin la necesidad de llegar al uso de ese instrumento, porque los familiares hicieron la donación con cargo de ese inmueble, eso significaba el compromiso de imponer el nombre a una sala de Maria Máxima Castro Martínez de Madariaga, eso se concreta por Resolución del DEM, en el año 2014 ahí se cumple la petición de los herederos, localizada a la derecha del zaguán de la Casona, con la placa con el nombre de la benefactora.”

DIRECCIÓN DE CULTURA: UNA CONSTRUCCIÓN COLECTIVA

En 1991, en la intendencia de Daniel Avalos, me convoca a la Direccion de Cultura y es cuando se decide instalar en 1992, la Direccion con la apertura de la casa permitió el acercamiento de las personas y los vecinos en un gesto y actitud de solidaridad entregaban elementos, muebles en carácter de donación o préstamos para el uso y la empresa Massalin Particulares ante la solicitud hecha a Hugo Maidana, gerente, mobiliarios para la oficina, otros que traían  mesa, máquina de escribir y así se pobló esa casa, algo que la Sociedad Goyana reclamaba la habilitación definitiva, es allí que podemos ser los continuadores de un proyecto asumido desde hace tiempo.”

GRATITUD A LA SOCIEDAD GOYANA

En la parte final de esta reseña, que supo nombrar y reconocer a todas las gestiones siguientes, la profesora Maria Margarita Fogantini destacó el trabajo de los agentes municipales, del corralón que han puesto su dedicación, su fidelidad al trabajo, a las entidades, a las asociaciones, a las empresas, a los periodistas, a los medios de comunicación por la ayuda y a los: “que no están porque son importantes para mí, eternamente agradecida.”

About Post Author