20 febrero 2024

88.3 Radio Ciudad

La primera del dial

POR LOS CAMINOS DEL CARNAVAL GOYANO – CAPÍTULO 2

EL SOL QUE SE APODERÓ DEL BRILLO GITANO

Por Javier Gauto

La celebración del carnaval podrá hoy ser sinónimo de desfile de comparsas, pero no siempre fue así. De hecho, involucra otras prácticas como el juego con agua y harina y los tradicionales bailes.

Bailes de carnaval se desarrollaban en distintos puntos y todos con nutrida convocatoria. Estaban los del Club Libertad, por Caá Guazú y en diagonal con lo de Merino, antiguo vecino del lugar; o los del barrio Progreso, o en Unión, o en Unida…

Serpentina, papel picado, algún conjunto musical en vivo haciendo “covers” de los Wawanco, Serpentina o Katunga, eran parte del programa. Estamos en los primeros años de la década del ’70, cuando sobre todo estos dos últimos conjuntos daban sus primeros pasos marcando tendencia en las radios con sus ritmos contagiosos.

Quien también daba sus primeros pasos por la calle del color y la alegría en las noches de Momo era la comparsa Tropical. Para ser exacto: año 1976.

Por entonces, Zingarella había desplazado a “Los Payasos” de  Beba Figueroa, y ocupó un liderazgo que fue revalidando durante muchos años como campeona. Hasta que aparece Tropical en el inicio de la segunda mitad de la década del 70, con Carlos Cassani como presidente de la comparsa. Tropical se preparó para su debut con todo, en todo, y por ello ganó todo. Cuentan que fue ahí donde vieron llorar a “Nibi” Ramírez.

Los tropicaleros conformaron una hinchada impresionante que no pasó desapercibida cuando su comparsa se abrió paso por la calle Colón. Al día de hoy sigue siendo una de las más populares y convocantes, aunque ahora y sobre todo, lo hace desde la base de sólidas batucadas y música divertida más que del brillo y esplendor de los trajes y carrozas que supo tener en sus años mozos.

Carlos Cassani fue el presidente de la comparsa sol, que para su presentación en sociedad contrató a un coreógrafo de Copacabana, Ramón Díaz, y a un curuzucuateño para confeccionar la carroza de la reina.

Cuentan que una hermosa chica de cabellos dorados de apellido Meza se estaba poniendo la corona de reina cuando presidente y coreógrafo solicitaron que Mónica Torres, prácticamente una niña de 16 años, sea la soberana. La decisión fue acertada en tanto fue votada como Reina del Corso, y por dos sufragios a favor de Teresita “techi” Scófano no logró también el de Reina del Carnaval, que quedó en manos de Zingarella.

La madre de Cassani le confeccionó los vestidos que lució.

Fue un año feroz, de despiadada competencia. En todos los rubros: scola de samba, figuras y pasistas, trajes, carrozas. “Como sonaba la banda liderada por Quirico”, refiere el testimonio emocionado que llega al murguero redactor. “Tropical tenía trompetas contratadas de Paraná, Curuzú Cuatiá y Goya”, añade. Junto a los generadores del ritmo contagiante, Carmen Zamudio, una muñeca que vivía por calle Cabral, se movía eléctrica haciendo gala de su rol de bastonera.

En una de las últimas noches de puntajes, sucedió lo inesperado: cortaron la luz. Desfilaba Tropical, que lejos de desarmarse afinó la coordinación y continuó bailando. El público: enardecido. Al calor reinante sobrevino la lluvia. Carlos, el presidente, dijo: “sigan”; y a pesar de que se arruinaron los trajes, Tropical se consagró ante su gente en un marco apoteótico y de película.

Los tropicaleros no podían creer lo que vivían. Sus figuras, presidente y demás eran convocados para las entrevistas que saldrían en el diario local, pero también en Época y El Litoral de la capital correntina.

También la cena de la Fiesta del Surubí en el Náutico contó con la animación de la comparsa éxito, que era presentada y luego reporteada por Julio Lagos.

Página memorable de un año inolvidable. Luego llegará 1977, pero no hubo corso por una gran inundación.

Antes de cerrar este capítulo dedicado a Tropical y su rivalidad con Zingarella, es oportuno recordar a “nibi” y a “beba” de “Los Payasos”, ambas mujeres puntales del carnaval goyano que  recientemente cumplieron su pascua.

About Post Author